logo trobar-ho tot

Historias de Corbera | La leyenda del "Lledoner de Sant Ponç" (publicado en Trobar-ho Tot año 2011)

Cuenta la leyenda que el Castillo de Corbera fue construido por un rey morisco, de nombre desconocido, que lo defendió heroicamente de los ataques de las tropas cristianas durante la reconquista.

Las constantes batallas eran muy cruentas y, cada anochecer, antes de que el sol se escondiera trás el Puig d'Agulles, los muertos, contados por decenas, eran tirados dentro de un pozo que había en el recinto del Castillo.

Un día de verano, en plena lucha, el rey morisco, guerrero de indiscutible valentía, murió y, al mismo atardecer, siguiendo la costumbre, lanzado al pozo.

Los cristianos pensaron que una vez muerto el jefe morisco les sería fácil conquistar el Castillo. Pero el alma del rey, todavía combativa, resurgió del pozo en forma de cuervo y desde las alturas seguía dirigiendo a sus hombres en la lucha para defender su querido Castillo.

Las fuerzas moriscas resistían espoleadas por el cuervo, alentados por su presencia y guiados con mano firme por la reencarnada alma de su rey, hasta que un atardecer, mientras las golondrinas cuchicheaban y chillaban enloquecidas por el ruido de la batalla que se llevaba a cabo a las murallas del Castillo, una flecha cristiana atravesó el corazón del cuervo sarraceno.

El pájaro al sentir la muerte de cerca, dibujando un último vuelo, cayó lejos de la muralla, entre unos matorrales cercanos a la riera.

Más tarde un monje, al cruzar la torrentera haciendo camino hacia el monasterio, encontró el cuervo traspasado y muerto. Conocedor de la leyenda, aquel santo barón se apiadó del alma del rey y se lo llevó hacia Sant Ponç para enterrarlo ante la puerta principal.

Sigue explicando la leyenda que, años después, encima de la tumba del cuervo nació un lledoner, árbol de formas caprichosas, con un tronco poderoso, que todavía hoy podemos disfrutar y que nos guarece bajo su ramaje. Y las noches que sopla con fuerza la tramuntana, dicen que, en el aire que roza el árbol, todavía se escucha la voz de aquel rey morisco, convertido en cuervo, suspirando por el Castillo de Corbera.

Texto · Joan Renau Turbau
Fotos · Trobar-ho Tot

Volver a la página principal

Historia | Relación de artículos publicados de Joan Renau